COMUNICADO DE LA CONCEJALÍA DE SEGURIDAD CIUDADANA Y DE LA ALCALDÍA

El Concejal de Seguridad Ciudadana y la Alcaldesa, ante la polémica surgida en torno a la destitución del Jefe Accidental de la Policía Local, quieren explicar al conjunto de la ciudadanía los motivos por los que se ha tomado dicha decisión.

En primer lugar, queremos poner de manifiesto nuestro compromiso, patente y firme, con la mejora de la seguridad para la ciudadanía de Santa Pola.

Tanto por parte de esta Alcaldía como por parte de la Concejalía de Policía Local se ha procurado en todo momento que el municipio de Santa Pola recibiese un Servicio de Policía digno, que garantizase la seguridad de la ciudadanía, así como también que los miembros de la Plantilla de Policía Local del Ayuntamiento de Santa Pola dispusiesen del máximo posible de equipamiento y medios, tanto materiales como humanos, que garantizasen su seguridad y el cumplimiento de sus funciones en condiciones adecuadas.

Prueba de ello son las actuaciones iniciadas por el Sr. Concejal delegado de Policía Local, tales como el fomento de la promoción profesional entre los miembros de la Plantilla, la creación de un negociado administrativo con funcionarios de la escala de administración general, contratación de un mayor número de agentes, mejora de las condiciones socioeconómicas, etc.

Otra muestra de los esfuerzos por mejorar el Servicio de Policía Local son las previsiones presupuestarias para la realización de la actualización y ampliación de red de comunicación policial, adquisición de vehículos patrulla, de chalecos antibala, de medios informáticos (hardware y software), etilómetros y la instalación de cámaras de control de tráfico y vigilancia de dependencias municipales.

Pues bien, todas esas mejoras, para que puedan materializarse, deben ser tramitadas por el Jefe Accidental de la Policía, quien no ha sabido o podido llevar dichos trámites a cabo, ralentizando, por ejemplo, los procesos de compra de nueva uniformidad.

Es decir, durante más de 8 meses no se ha podido facilitar nueva uniformidad a la Policía Local. Incluso se ha llegado a momentos surrealistas, como cuando la Jefatura se negó a que se abriera la caja de la uniformidad y se procediera al reparto de la misma entre los miembros de la Plantilla. En aquel momento fue necesario que se personara el Sr. Secretario General con el fin de levantar acta de la apertura de la caja que contenía los uniformes.

Ejemplos como el anterior hay varios más, en los que el propio Jefe Accidental pone de manifiesto, por escrito, su incapacidad para poder llevar a cabo los procedimientos necesarios para dotar a los efectivos policiales de las condiciones de trabajo que se merecen.

Por todo ello, se puede ver que no ha habido intencionalidad política alguna en la destitución, sino que se trata de una situación sobrevenida que debía ser solventada con la mayor de las celeridades, al objeto de garantizar el buen funcionamiento del servicio de la Policía Local, tan necesario e importante para Santa Pola.

Por tanto, ante la insostenibilidad de la situación, tanto por parte del Concejal como por parte de la Alcaldía se tomó la determinación de que el hasta ahora Jefe Accidental volviera a su plaza de origen, como Oficial de Policía Local, y se diera la oportunidad a otro de sus compañeros de demostrar su valía, méritos y capacidad para ponerse al frente de la Jefatura, agradeciendo, como no puede ser de otra manera, la labor que el anterior Jefe ha realizado hasta el momento de su destitución.

En cuanto a la manera de proceder de algunos de los sindicatos de la Policía Local, simplemente queremos poner de manifiesto que nos parece poco decoroso que se esté tratando este tema tan a la ligera, visto que, independientemente del respeto que podamos tener a su manera de ejercitar su derecho de reivindicación sindical, creemos que están atacando a algunos de sus propios compañeros para intentar defender a otros, situación del todo punto ilógica.

Si, efectivamente, son los dos sindicatos mayoritarios en el seno de la Policía Local, bien podrían no dejar caer, en escritos publicados en redes sociales y enviados a algunos medios de comunicación, tendentes más a desinformar que a informar, en el plano local, insinuaciones sobre la filiación política, imaginaria, por cierto, de algunos agentes y mandos del cuerpo.

Es rotundamente falso que la persona que ha asumido, de manera provisional, el mando de la Policía tenga relación alguna con los partidos que conforman el equipo de gobierno. Han sido su esfuerzo, su capacidad y sus méritos las razones por las cuales se le ha considerado capaz de asumir tal responsabilidad (tal y como ha demostrado en varias ocasiones, habiendo sustituido al Jefe Accidental en las labores de organización y funcionamiento del servicio, demostrando así su compromiso con la excelencia de la labor policial en nuestro municipio), por lo que no vamos a tolerar que se intente difamar, ni acusar de favoritismo a nadie, por lo que, como es lógico, nos reservamos el derecho de emprender cualquier acción legal que estimemos oportuna para proteger nuestro honor, así como el de cualquier trabajador y trabajadora que vea vulnerada su imagen. Porque ni en la lucha sindical ni en política debería valer todo.

Por último, es del todo punto comprensible que cuando se toman decisiones como esta, complicadas y delicadas, se genere malestar. Pero no se debe perder de vista que el motivo principal es la búsqueda de la mejora del servicio de la Policía Local de Santa Pola, que tan necesario es para toda la ciudadanía.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

X