DROPSON RECIBE EL RECONOCIMIENTO AIRE LIBRE POR SU COMPROMISO CON EL TURISMO SOSTENIBLE

La empresa hispano-francesa Dropson, ubicada en Santa Pola, ha sido premiada con el Reconocimiento AireLibre Compromiso Turismo Sostenible por su última innovación en filtración de agua doméstica: la lata filtrante. La cita tuvo lugar durante la 38o edición de la Feria Internacional de Turismo (FITUR), celebrada del 17 al 21 de enero en IFEMA, Madrid.

Este reconocimiento está dirigido a aquellas empresas e iniciativas implicadas, a través de su actividad, en el desarrollo y activación de un turismo responsable y respetuoso con el medioambiente. Se enmarca dentro de una serie de actuaciones que viene llevando a cabo la revista AireLibre desde comienzos del año 2017, con motivo del Año Internacional del Turismo Sostenible para el Desarrollo.

España es uno de los principales destinos turísticos con más de 80 millones de visitas al año, especialmente en las zonas costeras y marinas. El impacto medioambiental que genera el turismo es preocupante, siendo los plásticos, los residuos más perjudiciales en estas zonas.

Se consumen alrededor de 11.000 litros de agua embotellada al minuto que genera cientos de miles de toneladas de residuos plásticos. Las empresas tienen la responsabilidad de educar y concienciar al turista ofreciendo productos y servicios sostenibles y respetuosos con el medioambiente.

Dropson ha concebido y patentado un producto con grandes ventajas medioambientales. La lata filtrante es un sistema compacto y sin instalación, que con sólo 87 g de plástico es capaz de filtrar más de 300 litros de agua directamente del grifo, gracias a su tecnología filtrante de nueva generación, un proceso natural de filtración con biomateriales, que elimina malos sabores, productos químicos y metales pesados.

La empresa, que ha obtenido recientemente el sello PYME Innovadora otorgado por el Ministerio de Economía y Competitividad, ha diseñado tanto el envase, fabricado con plástico 100% reciclable, como el medio de filtración que hay en su interior, elaborado a partir de biomateriales totalmente biodegradables.

Una lata filtrante puede reemplazar hasta 200 botellas de agua de plástico. De un lado, utiliza mucho menos plástico en su fabricación y, de otro, reduce el impacto medioambiental de los residuos plásticos de las botellas de agua.

Este producto es el resultado de un largo proceso inventivo para encontrar una solución ante un problema que afecta gravemente al medio ambiente. El turismo va a seguir creciendo, y con él la demanda de agua mineral o agua de consumo humano. Este aumento perjudica a los ecosistemas de nuestro entorno, especialmente a nuestras costas. Por ello, la sociedad debe preguntarse qué futuro va a dejar a las generaciones futuras.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Radio Santa Pola utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies