OPINIÓN | LA GUERRA DE LAS FALACIAS, EPISODIO II: UNA NUEVA ESPERANZA

En el pasado pleno del mes de enero pudimos asistir a una nueva batalla de sables láser entre el maestro Jedi y el Lord Sith a los que nos referíamos en publicaciones anteriores. Una nueva entrega de la saga, ya un poco desgastada por el uso. Nos gustaría decir que una nueva esperanza de sacar algo en claro de esos debates, pero no. Seguimos cayendo en el mismo error. Seguimos perdiendo horas en debates estériles. Seguimos presentando mociones sobre temas sobre los que carecemos absolutamente de competencias.

Creo que el asunto del combate estelar entre los dos lados de la fuerza ya quedó suficientemente desarrollado en la anterior tribuna, de modo que esta vez nos centraremos en el resto de la comparsa que acompaña a los “líderes” de cada lado. Lo que nos ha vuelto a sentar delante del ordenador para escribir estas sinceras líneas ha sido, precisamente, aprovechar que hemos tenido que pasar las preguntas al equipo de gobierno por escrito días después de haber terminado el pleno por haberse dilatado el mismo demasiado.

Para el que no pudiera asistir ni ver la sesión por streaming, le informamos de que se tomó el acuerdo de cancelar el tiempo de ruegos y preguntas y llevarlo a cabo por escrito tras el pleno. En su momento, pasando de las 12 de la noche, estuvimos de acuerdo porque los argumentos presentados eran insalvables; la gente que había venido para intervenir en el turno de participación ciudadana se iba a ver perjudicada si no se tomaba ese acuerdo. ¡A saber a qué hora habría terminado ese turno y empezado el suyo!

A pesar de haber estado totalmente de acuerdo en la necesidad de tomar esa decisión, las circunstancias que llevaron a esa consecuencia sí que son criticables. De las mociones presentadas en el pasado pleno, la mitad eran de contenido municipal y la otra mitad no, de modo que pasamos la mitad del tiempo que dura el pleno realizando debates inútiles sobre asuntos que poco o nada tienen que ver con la gestión municipal. Hablamos de mociones relativas a la prisión permanente revisable, al sistema de pensiones, a los bienes de la Iglesia…no niego que se trate de temas de importancia, pero no creo que una sesión plenaria de un municipio de 30.000 habitantes se trate del foro adecuado para debatir esa clase de asuntos. Para eso ya tenemos un Congreso de los Diputados, un Parlamento Autonómico e incluso una Diputación Provincial.

Siempre que, en el transcurso de los plenos, insistimos en lo anteriormente expuesto, aparecen los mismos argumentos, esgrimidos principalmente por el Sr. Ortiz, concejal-portavoz de Izquierda Unida: “traemos esto para posicionarnos políticamente y para que lo hagan el resto de grupos”, “hemos presentado esto para que la oposición se retrate”, etc. Por la variedad de mociones presentadas, parece que Izquierda Unida o Sí Se Puede estén más atentos a lo que sucede fuera de Santa Pola que a lo que sucede dentro.

A lo que pretendemos llegar es a que debatir esas mociones fue lo que quitó tiempo de cosas realmente importantes y que afectan al pueblo de Santa Pola. Tanto Ciudadanos como, suponemos, el Partido Popular, traíamos varios ruegos y preguntas para que el equipo de gobierno tuviese constancia de ellas y contestase delante de la ciudadanía. Al final, hemos tenido que pasarlas por escrito días después, todo porque a ciertos concejales les gusta discutir hasta sobre el tiempo que hace en Venezuela. Nosotros preferimos hablar de Santa Pola.

Eva Mora
Portavoz Grupo Municipal Ciudadanos Santa Pola

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Radio Santa Pola utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies